Cuando las personas responden a las responsabilidades diarias de forma inflexible o cuando sus percepciones y conductas dan como consecuencia un malestar personal o una reducción de las oportunidades para aprender y crecer, entonces podemos hablar de un patrón patológico o desadaptativo.

Los trastornos de personalidad, a menudo, acompañan o provocan numerosos problemas en el individuo y/o en el entorno, tales como delitos, suicidios, abuso de sustancias psicoactivas, problemas interpersonales, violencia, problemas laborales, conflictos de pareja o problemas académicos, que suelen dificultar y prolongar el tratamiento del mismo.

Esta nueva edición actualiza y aborda de forma práctica los diferentes tipos de trastornos desde el punto de vista profesional, tanto psicólogos como terapeutas, y explica cómo realizar la evaluación clínica en cada situación, las dificultades de la misma y la utilización de cuestionarios y escalas de evaluación, concluyendo cada tipo de trastorno con un caso clínico práctico.