La psicoterapia tiene una parte de arte. El terapeuta hace uso de diferentes técnicas como un modo de poder apoyar a la persona en su camino a ser la mejor versión de si misma. Pero esto en ocasiones puede ser muy complicado, pues cada caso tiene sus cosas complicadas y sus formas de actuar más allá de esa parte artística.

En la terapia sistémica el campo de trabajo es la persona dentro del sistema en el que está inmersa. Esto puede dificultar las cosas pues implica tener en cuenta muchos más actores que también están en movimiento y que favorecen el mantenimiento del problema, pudiendo llegar incluso a dificultar el cambio y mejora de la persona.

Para facilitar esa parte del tratamiento y toda la parte práctica necesaria para realizar un correcto trabajo terapéutico, no encontramos el libro de “La Práctica de la Terapia Sistémica”, libro de Alicia Moreno, que igual que en el libro que precede a este (“Manual de Terapia Sistémica”) vuelve a actuar como editora y firmante de algunos de sus capítulos.

Como el anterior, este libro también se divide en módulos, siendo en este caso los siguientes:

  1. Cuestiones éticas y jurídicas en la intervención sistémica con familias: en este primer bloque se exploran todas las dudas en el área ética y jurídica que pueden surgir en el campo de la psicoterapia. Quiero destacar sobre todo el capítulo 1, sobre las cuestiones éticas, no solo aplicable a la terapia sistémica sino a toda la psicología en general.
  2. Intervención familiar sistémica con niños y adolescentes: en este segundo bloque entra de lleno en una parte super importante del trabajo del terapeuta sistémico. A la hora de trabajar con niños y adolescentes siempre contamos con la familia, y toda esa parte es explorada aquí.
  3. Intervención sistémica en distintos encuadres y problemáticas: el tercer bloque es el más largo, siendo el grueso del libro. A través de los diferentes capítulos se explora métodos de intervención en diferentes enfoques y problemáticas que van más allá de lo común que suele trabajarse con las familias. Las problemáticas aquí exploradas son: terapia sistémica individual, familias inmigrantes, familias con un menor afectado por una enfermedad grave, el duelo en la terapia familiar y el tratamiento de la psicosis.
  4. Intervención sistémica en distintos contextos: en este cuarto y último bloque se exploran diversos contextos en los que se puede llevar a cabo un trabajo sistémico. Estos son el contexto escolar, el contexto de servicios sociales y, por último, una mirada a contextos no clínicos, más concretamente las organizaciones.

Este libro, junto con el de “Manual de Terapia Sistémica”, permiten un recorrido bastante completo, además de una guía bastante útil, sobre la terapia sistémica, sus principios y sus aplicaciones en las diferentes posibilidades de actuación posibles. Es un manual que, como profesional, considero que merece la pena tener en la estantería para poder consultarlo. Los textos están muy bien escritos, facilitando una lectura rápida y comprensiva, con múltiples ejemplos que ayudan a entender cómo se aplican cada uno de los conceptos.


Este artículo fue escrito por Adrián de Frutos, director del departamento psico-educativo de Cotera.