Dentro de las terapias manuales y de respiración, el cada vez más conocido método Rosen, se basa en la unión del masaje y de la psicología, un tipo de psicomasaje, donde se tocan suavemente diferentes partes del cuerpo del paciente.

El método Rosen es una técnica de terapia corporal que se basa en la premisa de la existencia de una conexión entre la tensión muscular crónica que todos llevamos en mayor o menor grado y nuestras emociones o traumas reprimidos a lo largo de la vida.

El tacto, es quizá uno de los sentidos humanos al que menos atención o conciencia prestamos y sin embargo es nuestra primera conexión con el mundo, y desde donde podemos acceder a nuestro inconsciente.

La forma de tocar a la persona está a medio camino entre masajear y acariciar, al mismo tiempo que como terapeutas, utilizamos nuestras manos, el movimiento y la palabra con el fin de disminuir la tensión psíquica, física y emocional. De esta manera la persona podrá poco a poco liberar la fatiga, el estrés y las emociones negativas en general,  que es lo que muchas veces nos lleva a las somatizaciones agudas o crónicas que conviven con nosotros a diario.

Marion Rosen  (1914-2012)

Fue Marion Rosen una fisioterapeuta germano-estadounidense, quien desarrolló este método que más tarde llevó su nombre como una metodología orientada al crecimiento y la mejora del bienestar y de la calidad de las personas.  

Aplicando este método no-intrusivo,  es posible sanar problemas físicos y emocionales donde a lo largo de las sesiones se puede apreciar una clara mejoría en la mayor parte de las personas según se ha podido comprobar en la práctica clínica.

Para ser terapeuta Rosen, hay que tener amplios conocimientos y experiencia en el ámbito de las terapias naturales, la fisioterapia y la psicología. A través del Instituto Rosen, existen en la actualidad muchos cursos donde poder formarte y avalar tu certificación en este método. Pueden encontrar información en la página del Instituto Rosen:  https://roseninstitute.net/es/.


REFERENCIAS

  • Montagu, Ashley  “El tacto: la importancia de la piel en las relaciones humanas”