La psicología, en el campo de las emergencias, se define como la adaptación y aplicación del conocimiento psicológico existente a las situaciones y servicios que requieren una intervención profesional urgente. En los casos de emergencias, traen consigo una serie de repercusiones que desorganizan los aspectos cognoscitivos y emocionales de los individuos.

En este sentido, la labor del psicólogo en el servicio de urgencias resulta de gran utilidad, ya que puede centrarse en la atención directa o indirecta de crisis o modificaciones de estados emocionales en pacientes o sus familiares con respecto a un estado agudo de la enfermedad por diversas causas.

Por eso, este libro actualiza y profundiza en la labor del psicólogo como elemento facilitador en la optimización de recursos y servicios que se brindan en el área de urgencias, identificando y descubriendo las necesidades de atención psicológica en este servicio.