Nadie nos dijo que el oficio de vivir fuera una empresa sencilla, lineal y previsible. Los procesos de cambio constantes exigen esfuerzos de adaptación permanentes para abordar las nuevas situaciones. Y, a menudo, surgen conflictos o desajustes que afectan a la capacidad de integración personal y social del individuo. El arte de construir una vida digna y feliz puede llegar a convertirse, en algunos momentos de nuestro camino, en una empresa costosa, sofisticada y difícil.

Todos tenemos recursos, herramientas y habilidades para la superación de periodos complicados, pero, en ocasiones, necesitamos un apoyo, un andamio, una inyección recordatoria o una muleta profesional extra, para poder reconducirnos por la senda de felicidad y bienestar que nos es propia. En este contexto específico emerge la psicología clínica aplicada como herramienta de apoyo para la superación de problemas clínicos en diferentes ámbitos de la vida.

En consecuencia, este libro pretende sistematizar, desde esa perspectiva constructiva y positiva, los conceptos y las técnicas interdisciplinares de la psicología clínica aplicada que se utilizan habitualmente en el análisis, la modificación, la optimización o la enseñanza-aprendizaje de recursos y hábitos (mentales, emocionales y conductuales), que posibilitan, en último término, la gestión eficaz de diferentes escenarios de funcionamiento psicológico.