La autoestima es el amor propio y respeto que se tiene una persona. Es la confianza que tenemos en nosotros mismos para alcanzar nuestra metas y objetivos. Como mujeres pasamos por situaciones que nos hacen sentir bien y otras donde la pasaremos mal, cuando tenemos buenos momentos nos vemos fortalecidas y animadas a seguir adelante, pero cuando las cosas no van muy bien nos podemos desanimar y llegar a dudar de nosotras mismas. La vida como se dice no es fácil; ante las situaciones adversas las mujeres con autoestima saludable o alta no son de desanimarse ante éstas, no dudarán de sí mismas y lo más importante es que a pesar de pasar un mal momento buscarán soluciones en vez de lamentarse y crear conductas autodestructivas.

¿Qué podría afectar la autoestima en las mujeres?

Criticas: las negativas principalmente hechas de manera constante pueden destruir la seguridad de una mujer dependiendo de quién se las hace, con qué frecuencia y qué áreas serían las criticadas.

Redes sociales: el hecho de ver comentarios positivos hacia sus actividades para muchas mujeres representa algo bueno para su autoestima, pero cuando su foto o actividades subidas a sus redes empiezan a recibir comentarios negativos la actitud puede ser opuesta, donde la autoestima podría verse afectada.

Fracasos: todo fracaso genera una decepción y la autoestima puede verse afectada si esta decepción no se sabe manejar bien.

Infidelidad: tiene un efecto muy negativo en las mujeres porque pueden empezar a dudar de ellas mismas y preguntarse si hicieron algo mal para que su pareja decidiera estar con otra persona.

Discriminación: las mujeres que son víctimas de discriminación en sus vidas, se les puede afectar su autoestima y podrían sentir que no son merecedoras de que les pasen acontecimientos buenos.

Estas causas entre otras hacen deteriorar la autoestima trayendo problemas en diversos ámbitos de la vida ya que una mujer con baja autoestima suele sentirse mucho más restringida en sus actuaciones y en lo que debe o puede hacer. Las consecuencias de la baja autoestima pueden ser muchas, entre esas están:

  • Aislamiento social.
  • Malas relaciones interpersonales.
  • Miedo.
  • Enojo.

Entonces, ¿Cómo se puede tener buena autoestima?

Las mujeres que deseen tener una autoestima saludable deben aceptarse como son, con sus virtudes y defectos, saber que hay cosas en las cuales ella es buena y hay otras en las que no, enfocarse en sus virtudes es clave para mantener una buena autoestima y tener respeto por sí misma. Aceptar los acontecimientos negativos tratando de sacar un aprendizaje de ellos, procurar siempre superar los fracasos y mantener su amor propio en todas las situaciones que se presentan en su vida.

Algunas ventajas de ser una mujer con buena autoestima:

  • Se aprecia a sí misma.
  • Buen estado de ánimo la mayor parte del tiempo.
  • Acepta cuando las cosas no salen como ella espera.
  • Es de tomar riesgos (experimenta cosas nuevas).
  • Se siente valiosa.
  • No es de tener prejuicios.
  • Se respeta y respeta a los demás.
  • Tiene criterio propio.

Las exhorto a creer en ustedes para mantener una buena autoestima y así afrontar con positivismo todas las situaciones en nuestras vidas”.