La Terapia Familiar aborda los síntomas patológicos que interfieren en la vida del paciente en relación con su contexto vital. ¿Y cuál es el contexto más común y frecuente? La familia. Por ello, es importante entender que los síntomas mentales que pueden aparecer en un individuo quizás tengan su origen, desarrollo y/o evolución en el círculo de relaciones que forma parte de su vida. Es decir, podemos tener a un paciente que “porta” el síntoma, pero eso es la manifestación de la disfuncionalidad de su contexto.

Este enfoque terapéutico, surge a principios del siglo XX debido a las limitaciones existentes en la época para abordar problemáticas grupales. Por ello, el objetivo terapéutico de la TF es fundamentalmente la relación, lo que conecta y vincula a unos individuos con otros. Todas las perspectivas desde las que se pueden trabajar dentro de la TF centran su atención sobre relaciones y vínculos, sobre aquello que conecta.

Conceptos fundamentales

Aunque, como decíamos anteriormente, existen muchas perspectivas teóricas desde las que se puede hacer Terapia Familiar de diferente forma, todas ellas tienen elementos comunes:

  • La unidad compleja organizada: la familia es un sistema constituido por partes que se relacionan entre sí y donde el todo es más y a la vez menos que la suma de sus partes. La complejidad reside entre la idea de unidad y la de diversidad y multiplicidad.
  • Homeostasis y autorregulación: la homeostasis puede definirse como el estado interno que se encuentra relativamente constante en el sistema y que se mantiene mediante la autorregulación. En TF, puede definirse como la capacidad de los sistemas para modificar sus estructuras cuando se producen cambios, alcanzando una mayor complejidad y potenciando las probabilidades de supervivencia. Por otro lado, el término autorregulación abarca todos aquellos procesos en el que el interés está puesto en lograr un equilibrio en un ambiente de cambio constante.
  • Cambio: bajo el paraguas de la TF, los cambios pueden ser de dos formas:
    • De primer orden, aquellos en los que, aunque cambian aspectos individuales, no se altera el sistema.
    • De segundo orden, el sistema cambia de forma cualitativa. Se dan modificaciones en el conjunto de reglas y parámetros que rigen la estructura y organización del orden interno.
  • Síntoma como confluencia: en TF, el síntoma es un fenómeno complejo en el que confluyen aspectos de orden individual intrapsíquico, contextuales y transgeracionales que tienen carácter relacional e informan de funciones, patrones de relación del sistema, cultura y valores. Por tanto, el síntoma no “es” de un miembro, sino que aparece en él (portador) y es la señal de que el sistema se está comportando disfuncionalmente.
  • Contexto: es el marco en el que tiene lugar la conducta patológica, así como los mensajes verbales y no verbales que pueden resultar significativos. Posee una gran importancia a la hora de determinar los actos de cada uno, por lo que su conocimiento es esencial en el proceso terapéutico.

Aspectos técnicos

Debido a la complejidad que subyace al trabajo con grupos, parejas o sistemas familiares, en TF es común el uso de un doble espacio de trabajo. En uno de ellos se encuentra la familia junto al terapeuta y, en el otro, y separados por un espejo unidireccional, se pueden encontrar bien cámaras de vídeo que graban lo que en consulta sucede para que, tras la visualización de lo grabado, al terapeuta no se le pase algún detalle, interacción, mensaje, conducta, etc. que pueda ser relevante para la terapia; o bien un equipo terapéutico que acompaña al terapeuta y la familia durante las sesiones. Esta última opción, cuenta con una eficacia avalada al menos por tres razones:

  1. Ayuda para poder percibir toda la información que surge en sesión
  2. La observación externa de la relación que se da entre el terapeuta y la familia
  3. Los coterapeutas o miembros del equipo pueden asumir funciones al servicio del proceso terapéutico si fuera necesario

Otro punto a tener en cuenta son las diferentes tendencias terapéuticas que se han ido desarrollando dentro del campo de la Terapia Familiar, tendencias que serán expuestas y explicadas en artículos futuros.